Translate

Ayurveda & cristales

Ayurveda- "la ciencia de la vida"

Casi estoy finalizando mis estudios en nutrición ayurveda y espiritualidad de los alimentos y no puedo evitar hacer "relaciones" con lo ya aprendido. Por eso, quiero compartir con vosotros algunas de las curiosidades y grandes enseñanzas del ayurveda, asi como su relación con los cristales.

Los 5 elementos

ÉTER- AMATISTA

Todo es energía y todo está compuesto por los cinco elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra. Del mas liviano y mas cerca de la conciencia: éter, al más pesado y más físico: tierra.
En nuestra relación con los cristales, también notamos esa "composición", aunque sea de una forma inconsciente.
Por ejemplo, que nos viene a la cabeza al pensar en la amatista?
Piénsalo...algo relacionado con chakras superiores, ligado al cuerpo espiritual, calma, activa nuestra intuición,...en definitiva es un cristal con una vibración muy alta, pura y etérea, verdad?
Pues esto es lo que relacionamos con el elemento éter, el mas liviano, puro y ligero, y mas cercano al estado puro de consciencia.
El incorporar este elemento en nuestro cuerpo nos va a aportar un estado de conexión con nuestro Ser, de sentirnos identificados con nosotros mismos y con nuestra verdad mas absoluta, paz, tranquilidad, ligereza en cuanto a procesos y pensamientos, elevación de vibraciones..que coincide plenamente con las propiedades de cristales de vibración elevada como la amatista, el cuarzo blancocuarzo rutilo...
Podemos combinar la acción de alimentos con gran contenido en éter con agua de minerales con gran contenido en éter, para así potenciar la acción sobre el cuerpo y "aligerarlo", por lo que será estupendo para eliminar toxinas y pesadez (grasa).

Os dejo la receta de un batido verde para que lo incorporéis a vuestras rutinas:
Pomelo+ canónigos+ verde de trigo+ agua de amatista.
Tómalo en ayunas antes del desayuno durante una semana.
Observad vuestro cuerpo físico, mental y emocional durante el proceso. Os sentis mas ligeros? Como con mas libertad para hacer lo que os gusta? Que os ha provocado???

AIRE- CALCITA

Aire, segundo elemento en el que se experimenta la conciencia y que se origina después del éter. Aire o vayu, que quiere decir movimiento. Después de generar espacio y de que la conciencia se observe, se pone en movimiento, en acción y comience a experimentarse. 

Controla el movimiento y reseca (acción del aire). El exceso de aire se calma con calor. Es el flujo del deseo, de la voluntad y del pensamiento.

Por eso se relaciona con las ideas, la creatividad, la acción,...pero también con la ansiedad, el caos, el nerviosismo, la inseguridad...cuando está en desequilibrio.

En nuestra relación con los cristales, bien podíamos identificarlo con la calcita amarilla. Este cristal se relaciona con el desarrollo y el crecimiento, "nos pone en marcha", además de que expande la conciencia. El elemento aire sigue estando muy cercano a la parte más espiritual de la conciencia y al ponerse en marcha, lo hace de ahí, desde su propia identidad.

Muy relacionado con la mente y la creación de ideas, al igual que el elemento aire e incluso combate la pereza, de nuevo nos pone en movimiento. Además, la calcita nos ayuda a materializar ideas. Luego es una acción del aire encauzada en un fin.

FUEGO- ÁGATA DE FUEGO

Con el fuego, llegamos al tercer elemento.

Recordemos que el más cercano a la conciencia pura es el éter. Después, tenemos el aire, donde comienzan las ideas y todo se pone en movimiento y esto nos lleva hasta el fuego: la transformación.

Gracias a este fuego quemador, hay una transformación, una alquimia, un cambio...El fuego es acción, es llevar a cabo, es ejecutar, es activo, fuerte, poderoso...y si no tenemos cuidado, puede ser abrasador, aniquilador o destructor. En la medida justa está ña virtud, verdad?

Como simbolismo, nos vamos a quedar con ese poder que nos pone en movimiento, que nos anima a transformarnos (interna o externamente), que nos mueve interiormente y remueve nuestros cimientos.

Además, no podemos evitar establecer la relación fuego-ira, por lo que va a estar muy relacionado con las emociones descontroladas, ira, depresión (ausencia de ira).

Y qué cristal podemos identificar con estas cualidades? la primera que vino a mi mente fue el ágata de fuego. Ya hemos hablado de ella como protectora de la ira externa y como escudo frente a agresiones externas, pero además, este cristal tiene una fuerza especial que nace de su interior y que favorece los procesos creativos. Otros cristales que también resuenan con este elemento: cornalina, ópalo de fuego. Como veis, el tono anaranjado y trasparente va a estar presente en este tipo de cristales.

AGUA- JADE
El agua es el cuarto elemento.

El agua nos da fluidez, nutrición y cohesión. Tiene una fuerte relación con las emociones y con todos los líquidos del cuerpo, ya sea linfa, sudor, sangre, lágrimas...

La particularidad más grande es la capacidad de unir y de separar al mismo tiempo. Es considerado como el disolvente universal.

Como cristal, buscaremos un cristal que tenga una relación muy especial con el agua y con el sentimiento de fluidez, ligereza,...como el jade.

Sabemos de la relación del jade con los riñones, con el agua del cuerpo, con la capacidad de hacer fluir las emociones retenidas y al mismo tiempo, de atraer abundancia. Donde hay agua, hay vida.

Otros cristales agua son la apofilita, la piedra luna, aguamarina


TIERRA- CUARZO AHUMADO

Tierra, el quinto elemento.

Es el más pesado y más alejado de la forma etérea de la conciencia. El elemento tierra aporta estabilidad, firmeza, serenidad y da forma.

Lejos de pensar en este elemento como características negativas, la tierra nos da soporte y nos aporta sostén, bien sea para nuestro cuerpo físico (un estructura sólida) o nuestro cuerpo emocional (estabilidad emocional, tranquilos, serenos, íntegros...). Si tenemos demasiada tierra, podemos sentir exceso de rigidez en el cuerpo, físico o emocional.

Como aspectos positivos, la tierra favorece el perdón, el sostén, el enraizamiento, el crecimiento, la capacidad de consolidar cosas nuevas.

Como aspectos negativos, apegos, avaricia, inmovilidad, rigidez y pereza

En cuanto a cristales, vamos a trabajar sobre todo con aquellos que nos "aportan tierra", es decir, que nos dan estabilidad, que trabajan la manifestación y confianza absoluta en nuestros dones y capacidades.



Como cristal, el cuarzo ahumado nos da tierra, confianza, trabaja con los miedos infundados. Otros cristales, el jaspe, las piedras boji, la vanadinita...

Los chakras y los 5 elementos


Como hemos comentado, todo está formado en mayor o menor medida por los 5 elementos. Y todo quiere decir todo.

Hasta ahora, hemos comentado el significado de cada chakra según los temas y enseñanzas que se relacionan con cada uno de ellos, su color y cristales relacionados, bien por color, bien por significado.

Hoy, incorporamos este nuevo concepto de 5 elementos para ampliar aun más el conocimiento sobre cada chakra, aunque veréis que ya lo sabíamos a pesar de no haberlo pensado antes.

Chakra primero- elemento tierra


Tiene sentido, no? decíamos que el CH1 tiene que ver con la parte más física y terrenal de la encarnación, con temas de seguridad, de supervivencia, de cuestiones materiales....y qué elemento es el más físico? La tierra.

Como cristales que resuenan con él, todos los rojos (sintonía por color) y todos lo que resuenan por aportarnos tierra, seguridad, estabilidad,...de ahí que cristales como las ágatas, jaspes, ónix...que pueden ser de muchos colores trabajen tan bien con temas del chakra 1.

Chakra segundo- agua


Sabemos la relación que hay entre las emociones y el agua. El chakra segundo está muy ligado a las emociones, a la creatividad, a la sexualidad...por lo que la relación con el elemento agua es evidente.

Como cristales que resuenan con el segundo chakra, todos los que ya sabemos de color naranja que nos aportan entusiasmo, despiertan creatividad, fuerza y ahora también, los que tienen el agua como componente principal. Si te cuesta pensar este nuevo concepto, piensa en cristales que sean muy emocionales o que nos ayudan a equilibrar nuestras emociones: piedra luna, crisocola, selenita...

chakra tercero- fuego


Nuestro centro social, la forma de manifestarnos ante los demas y además, nuestro centro de asimilación (física- alimento, emocional). Aqué el elemento fuego tiene mucho que ver por esa capacidad de trasformación. Transformar alimento, transformarnos una y otra vez en nuestra manera de interpretar nuestra encarnación, nuestro personaje...

Cristales con fuego, aquellos que trabajan esa capacidad trasformadora y que aportan esa chispa de luz que es capaz de iluminarnos cuando sentimos el entusiasmo: ágata de fuego, charoita, cornalina, obsidiana apache, labradorita...

chakra cuarto- fuego


Continua el proceso de transformación y alquimia.

En esta ocasión, los cristales que vamos usar van a trabajar con esa capacidad de expandir el chakra cardíaco: apofilita, zoisita, amazonita,

chakra quinto- aire


El aire es el comienzo del movimiento, las ideas, las pasiones que surgen del estado de conciencia y que nos anima a ir tras ellas. Así también nuestro chakra 5 nos pone en sintonía con lo que expresamos, con nuestra vocación, con aquello que está ligado a nuestra conciencia más pura.

Cristales aire los que promueven las ideas, la conexión con nuestra verdad más absoluta: azurita, lapislázuli, sodalita, cuarzo rutilo...

sexto chakra- éter


Estamos en los chakras superiores y en este caso, este chakra es la puerta a una nueva realidad, a conectar con la intuición, con otros dimensiones. Desde nuestro punto de vista, nos acerca a nuestro estado puro de conciencia, esto es, el éter.

Cristales que trabajan este elemento, todos los de altas vibraciones: amatista, cianita, diamente, sugilita, moldavita...

Séptimo chakra- prana


Nos riega la energía Universal, la que alimenta nuestro cuerpo, nos ilumina.

Cristales muy comunicadores de energía: cuarzo blanco, cristales maestros

No hay comentarios:

Publicar un comentario