Translate

miércoles, 12 de abril de 2017

Rubi, nuestra joya interior

El rubí es uno de esos cristales considerados como gemas preciosas.

Yo creo que fácilmente lo podemos asociar a grandes joyas, no? Coronas de reinas, magestuosos collares y pendientes o un anillo con una pieza tan singular e imponente....

Pues esa relación de "joya externa" es la que hoy comentaremos con nuestra joya interna, pues el rubí nos va a ayudar a sacar lo que guarda nuestro corazón, nuestra razón de Ser y hacer que se manifieste en abundancia.

Cuando nos sentimos lejos de nuestro camino, nuestra "chispa" se va apagando y podemos llegar a sentirnos tristes, desmotivados, deprimidos, cansados, apáticos con lo que nos rodea...

Si es este tu caso, un rubí te ayudará a recordar aquello que te hace único, a sacar tu pasión y desarrollarla...a conectar nuevamente con tu interior, con tu Yo Superior y seguir los pasos que te llevarán a vivir tu vida en plenitud.

Coge tu cristal, tu rubí.

Antes de comenzar, recuerda que tu cristal tiene que estar limpio. Sintonízate con él y programalo. Puedes aprovechar esta luna rosa maravillosa de abril para programarlo en maniestar tu Ser.

Coloca el cristal en tu corazón y siente como el color rojo fuego se va colando en tu corazón y lo va enciendo, poco a poco, hasta que tu corazón se muestre como una joya roja vibrante. Un tesoro escondido en tu interior. Acércate a él y deja que te manifieste los secretos que guarda.

Realiza este ejercicio durante 21 días y lleva siempre tu cristal contigo. Ve anotando en un diario todas las ideas, sueños, ocurrencias, sugerencias que te hagan...pues la información te puede llegar de muy diversas formas.

Deja que tu joya brille y se abra al mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario