Translate

miércoles, 25 de enero de 2017

Piedras negras

Turmalinas, ágatas, ónix, obsidiana...

Numerosas piedras negras, que a algunos encantan y a otros aterran. Si tu eres uno de los que siente miedo al ver o trabajar estas piedras, déjame que te diga que para nada, todo lo contrario, ya que la gran mayoría suelen ser piedras muy protectoras.

Aunque cada piedra tiene su propia particularidad y uso, hay una característica que se repite en todas y es el color. El color negro.



A veces hemos hablado de la influencia de los colores en el cuerpo. Al igual que con los tonos de la ropa, con las piedras ocurre igual. Algunos sienten predilección por piedras de una misma tonalidad. Esto sin duda nos está indicando una necesidad de este color o justo de su contrario.

Los cristales negros, por término general, absorben energía. Es muy común usarlas cuando hay dolor (caso de turmalinas) o dolor emocional (obsidiana). En realidad lo que hacen es absorben el exceso de energía de ese punto y transmutarlo en calor. Notareis al tacto que fácilmente se calientan.

Al mismo tiempo, son piedras que nos permiten centrarnos en un asunto, de ahí que se utilicen en terapias de choque, sobretodo la obsidiana, pues rápidamente destapa la energía acumulada y nos muestra la situación que la originó.

Piedras protectoras, pues al atraer la energía, absorben todo lo que está a su alrededor, por lo que si estas en un ambiente negativo o con personas con bajas vibraciones, el llevar una piedra negra hará que esa energía quede atrapada en ella y no te afecte. Acuérdate eso si, de limpiarla muy bien cada día. Así te sentirás ligera y la negatividad no te afectará.

Y ahora, sigues pensando que son piedras peligrosas o misteriosas? Pon una turmalina en tu vida :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario