Translate

viernes, 25 de noviembre de 2016

Fortalecer el aura (3º parte)

Siguiendo con los ejercicios que comentamos en los posts: Fortalecer el aura (1º parte) y (2º parte) hoy veremos más ejercicios e información para entender el concepto de "chupar energía", "mal de ojo" y "limpieza de aura o limpieza energética".

Primero de todo tenemos que recordar que Lo semejante atrae a lo semejante y esto va a condicionar lo que atraigamos a nuestro campo de energía personal.

Como primer punto a trabajar, Los pensamientos. Ya sé que lo repito hasta la saciedad, pero es que es así. Atraes lo que piensas, lo que hablas, lo que sueñas, lo que imaginas, en lo que te enfocas...por eso es tremendamente importante ser conscientes en todo momento de cuáles son nuestros pensamientos y hacia dónde se dirigen. Son constructivos? son lamentos? son quejas?...en qué piensas?? 

Una persona que se pasa el día quejándose y lamentándose porque no está a gusto en el trabajo, porque no tiene el cuerpo que desea, porque no recibe el reconocimiento que lleva esperando tiempo, que se lamenta de estar sólo/a porque no tiene pareja...lo único que hace es generar más de lo mismo. El cerebro es un poco tonto en el sentido de que no entiende las frases en negativo y además no distingue entre fantasía y realidad. Si decimos: no quiero estar gorda, él entiende: gorda, gorda... y es lo que te da. Si dices: es que nadie me quiere, no gusto a nadie..., estás proyectando: no me quiere nadie, no gusto a nadie. Así que vamos a utilizar el funcionamiento a nuestro favor y vamos a crear lo que queremos. En los ejemplos anteriores podemos decir: me alimento sanamente y mi cuerpo responde recuperando mi patrón original de salud y armonía, o, me amo a mi mismo/a y atraigo el amor a mi vida.

Y por qué os cuento todo esto? pues porque mientras se vibra en la queja y el lamento se está más expuesto a ser alcanzado por larvas astrales, almas desencarnadas del bajo astral o ganchos energéticos de otras personas. Todo esto se atrae por vibración.

Si mantienes tu campo energético fuerte como ya vimos, presentas un campo energético liso, sin fisuras dónde engancharse. Si tienes explosiones de carácter, quejas...incluso hábitos poco saludables (alcohol, tabaco, drogas...), tu campo energético se debilita y atraes a todo aquel que vibre en esa misma vibración. 

Estos malos hábitos nos llevan a una espiral negativa que nos hunde cada vez más en esa vibración viscosa y lo notamos porque nos sentimos cansados, apáticos, irritables, débiles...

Para deshacernos de todo esto vamos a actuar en los siguientes frentes:


1. Elevar nuestra vibración.

Lo haremos a través de los pensamientos, corrigiendo pensamientos que nos hundan y potenciando visualizaciones positivas. Una vez que cambies en esto, todo lo que no esté en armonía con esta nueva vibración, se irá de tu cuerpo. Esta acción hay que hacerla todos los días todas las veces que puedas. Empieza a ser consciente de tus pensamientos y edúcalos.

2. Equilibrado de chakras.



Vamos a equilibrar la vibración de nuestros chakras mayores. Esto lo podéis hacer con multitud de técnicas (reiki, cuencos, acupuntura...), en nuestro caso lo haremos con cristales y para ello colocaremos en cada chakra, un cristal (limpio, activado y programado) del mismo color que el chakra correspondiente. La duración será de 30 minutos y lo realizaremos por 21 días.




3. Trabajar eliminar energías externas.

Después de esos 30 minutos, actuaremos sobre nuestro chakra bazo. Para ello colocaremos una cornalina, turmalina negra, ojo de tigre o turquesa en este punto y visualizaremos como un remolino energético parte del chakra y va barriendo todo tu campo energético eliminando lo que no corresponde. La visualización será mínimo de 20 minutos y pasado este tiempo, nos quitaremos todos los cristales y sostendremos en las manos, en los pies y en el chakra corona, un cuarzo blanco (unos 15 minutos)

Comprobareis cómo vuestra energía se va recuperando día a día y os vais sintiendo mucho mejor


No hay comentarios:

Publicar un comentario