Translate

martes, 28 de junio de 2016

Nuevo reto: potenciar la visión a través del tercer ojo

Comenzamos un nuevo reto, en esta ocasión, potenciar la visualización a través del tercer ojo.

Es cierto que no a todo el mundo le resulta fácil "ver". A veces pasa que lo que recibimos como información lo desechamos porque pensamos que es fruto de nuestro imaginación o que esperamos "ver" como vemos con los ojos físicos. Aquí en este tema, cada uno somos un mundo y tu manera de percibir no es mejor ni peor que la de otro. Lo importante es aprender a identificar nuestra manera.

El reto comienza eligiendo uno de los siguientes cristales con los que empezar a trabajar. Tenéis que elegir uno sólo. Si pasado un tiempo queréis cambiar de cristal, no hay problema, pero debemos ir por orden o nos perderemos la conexión con algún cristal.

A través del grupo de facebook: reto cristalino, hemos creado un grupo de trabajo y haremos seguimiento a cerca de las sensaciones, visiones, impresiones...si queréis participar, sólo tenéis que enviar una solicitud para uniros. Es totalmente gratuito.

Opción de cristales
Amatista, Tanzanita, Sugilita, Charoita
Ulexita, Pietersita, Prehnita, Azurita

Elige aquel cristal que llame más tu atención o aquel que ya tengas en tu colección.

Para los que no querais uniros al grupo, pero os interesa hacerlo en casa, comenzamos limpiando bien nuestros cristales.

Todos los días, antes de dormir, colocaremos nuestro cristal en nuestro tercer ojo (sexto chakra). La duración mínima será de 20 minutos para comenzar durante los primeros tres días. Recordar que durante estos primeros días es cuando nuestro cuerpo se acostumbra a la nueva vibración y ante todo debemos sentirnos cómodos con el cristal. Sino es así, cámbialo. Si ves que te estimula demasiado el tercer ojo, cambia la hora de hacer el ejercicio a otro momento que no sea antes de descansar. Para todo el mundo no valen las mismas reglas. Sigue tu instinto.

En estado meditativo y con el cristal colocado, prestaremos atención a nuestro cuerpo y sensaciones. Anota en tu cuaderno de trabajo cualquier visión, recuerdo, sensación...que hayas notado.

Después del tercer día, incrementa 10 minutos el tiempo del trabajo con el cristal. Aprovecha tu momento de meditación diaria y déjate llevar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario