Translate

sábado, 28 de noviembre de 2015

Sanacion memoria ancestral femenina

Hoy quiero compartir con vosotros este ejercicio de sanación de memoria ancestral femenina que podréis encontrar próximamente en mi libro sobre cristales y chakras
 
`Para realizar el ejercicio, es necesario una punta de cuarzo ahumado

Memoria ancestral femenina

Todos, seamos en esta vida hombres o mujeres, hemos encarnado durante mucho tiempo en las dos formas. A lo largo de todo este tiempo, hemos experimentado en primera persona la caída de la sociedad matriarcal por otra paternal en la que la mujer ha sufrido humillaciones, violaciones y vejaciones… durante muchos siglos.

En esta nueva era, la energía femenina debe resurgir y colocarse en el nivel que le corresponde. Junto al hombre. Ni por encima, ni por debajo, pues ambas son igual de importantes y complementarias. La mujer tiene que volver a conectar con esa parte de divinidad que vive en ella, donde se une a la fuerza creadora del Universo y donde la muestra al mundo como parte del todo que forma.

No se trata de juzgar tiempos pasados. Ni los que ahora han encarnado como hombres sentirse culpables. Aquí no hay culpables. Hay seres maravillosos de Luz que han querido experimentar situaciones y emociones para sentir en todo ello la conexión con Dios. Algunas experiencias han sido especialmente dolorosas y como seres puros de Luz que sólo conocían el amor, se vuelve una herida tan grande que tarda muchas vidas en comprender, perdonar e integrar.

Nos centramos en nuestro segundo chakra, el chakra sexual. Seguimos fuertemente conectados a tierra y realizamos varias respiraciones para centrar nuestra atención en ese punto. ¿Cómo lo sentimos? ¿Sentimos que se expande o por el contario notamos la zona contraída y en tensión?

Cogemos la punta de cuarzo ahumado y apuntamos hacia el chakra. Recuerda, dos dedos por debajo del ombligo. Vamos a respirar este aire ahumado y vamos a visualizar como penetra en la flor de nuestro segundo chakra y como la va limpiando. El aire que expiramos está más oscuro. Realiza la respiración lentamente, tómate tiempo para limpiar cada pétalo. Hazlo desde el respeto, la comprensión y el amor. Enfoca todo tu amor en esta flor mientras realizas la limpieza. Siente como no es sólo tu memoria la que limpias, también la de tus ancestras.

Sentimos amor y respeto por este momento.

El tiempo del ejercicio, el que necesitéis. Es posible que se libere gran cantidad de energía contenida, de dolor en forma de llanto, de opresión en el pecho…Si es así y sientes que tienes que parar, coloca un cuarzo rosa o una rodonita en tu corazón y permite que salga toda esa energía contenida. Liberar la energía es necesaria para que fluya correctamente por nosotros. Simplemente siéntela y déjala ir. No se trata de analizar los porqués, ni cuando, ni cómo…sólo de liberar lo que está ahí retenido y que no puedo ser liberado en su momento.

Si el ejercicio ha sido intenso, recuerda la integración de 21 días después de realizarlo. Concédete el tiempo que necesites para asimilar esta nuestra vibración. Puedes acompañarte del cuarzo rosa o de la rodonita mientras haces el ejercicio, te reconfortará y poco a poco dejará de ser tan doloroso. Una vez que devuelvas luz a esa parte de ti comprobarás como el cambio se manifiesta también en lo externo y en lo físico, pues todo es manifestación de nuestro interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario