Translate

domingo, 26 de julio de 2015

Cuando llenamos con comida los huecos del cuerpo emocional

Hay muchas causas, muchas situaciones que hemos podido vivir, sobretodo en la primera infancia, que no fueron entendidas con la madurez necesaria y en las que se creo una necesidad de afecto o de apoyo, que nos llevo a encontrar en la comida el consuelo, la recompensa o la gratificacion que hubieramos necesitado.

Esta carencia, nos ha hecho enfrentarnos a los retos presentados, un poco cojos de autoestima e ir cogiendo unos kilos de mas para protegernos del dolor y como consuelo a los momentos en los que necesitamos apoyo.

Pero esta situacion se puede revertir. Intenta localizar el primer momento en el que te sentiste asi. Usa tu pendulo o radiestesia para preguntar a tu cuerpo a que edad sintio por primera vez una necesidad que fue mal entendida y recompensada con comida.

Acompañate con tu yo adulto en esa situacion y di las palabras que hubieras necesitado o date ese abrazo que tu necesitabas. Integra toda esa energia en ti.

A la hora de comer, observate primero. Pregunta a tu cuerpo si tiene hambre o se trata de una emocion la que queremos calmar. Comed con conciencia.

Para que nos sea mas facil, el hematite nos ayuda a controlar los abusos de la comida y al mismo tiempo, limpia la sangre y favorece la eliminacion de toxinas.

Llevala puesta o llevala contigo sobretodo a la hora de comer y haz caso del impulso de parar cuando recibas la primera señal de tu cuerpo de que ya esta saciado

No hay comentarios:

Publicar un comentario