Translate

martes, 14 de julio de 2015

Cómo empezamos a trabajar

A ti que has llegado hasta aquí movido por tu atracción o curiosidad por los cristales te digo, bienvenido a esta tu casa. Sin duda está en tu plan utilizar esta energía y forma de sanación para utilizarlo en tu propósito.

Es muy posible que hasta que se despliegue todo tu potencial, se te vayan poniendo en el camino distintas formas de trabajar los bloqueos: reiki, cristales, Registros, masaje metamórfico, constelaciones...para que así puedas ir completando y formando tu camino hasta alcanzar tu método.

Vamos a comenzar una serie de ejercicios para empezar a trabajar desde cero.

1. Lo primero de todo es identificar los cristales que tienes en tu colección.

Sabes el nombre de todos? o tienes alguno que compraste en algún viaje porque te gustó o alguien te regaló y no sabes como se llama? En internet tenéis un montón de fotos de cristales o podéis consultar en alguna tienda especializada en vuestra zona. Es más fácil y certero identificar un cristal tocándolo y viéndolo que en foto.

2. Tienes cristales que resuenen con todos los chakras?

Recordáis que os hablé de un kit básico? En el post de los cristales y los chakras podéis encontrar los cristales más comunes que resuenan con cada chakra. Para empezar a trabajar, os recomiendo haceros con vuestra pequeña colección, que además os servirá de botiquín de primeros auxilios

3. Preparación del cristal

Tenéis dos posts dedicados a la preparación del cristal; limpieza, programación y sintonización con el cristal. Recordad limpiar los cristales antes y después de cada sesión.

Primer ejercicio

Nos vamos a presentar a nuestros cristales y vamos a permitir que ellos también se presenten. Para ello, elegiremos un momento en el que podamos estar tranquilos y nadie nos moleste. Tendremos nuestros cristales limpios y preparados y los dispondremos ante nosotros. Tened a mano lapiz y papel, pues es importante que vayais tomando nota de vuestras impresiones.





Coged el cristal en las manos y visualizad la energía del cristal y la vuestra. Enfocad un haz de luz sobre vuestras manos y permitid que esa luz trabaje en fundir la energía del cristal con la vuestra. Dejad que vuestro cuerpo hable y sentid....no penséis...sólo observad que sentís y dónde.

Se os acelera el corazón? notáis frio? calor? notáis el pulso en la mano? vuestro tercer ojo os está mostrando imágenes?....todo es posible...

Cada uno de nosotros percibe de una manera diferente. Lo importante es que tu conectes con tu capacidad, que seas capaz de reconocer cuando se activa en ti la intuición, pues es tu fuente de conocimiento.

Anotad las impresiones recibidas con cada cristal y observad aquellos que os son más afines. Son todos del mismo color? están asociados al mismo chakra? conoces sus propiedades? consulta con que órganos de tu cuerpo resuenan y medita sobre tu propio estado físico. Crees que necesitas trabajar con alguno de ellos más en profundidad?

Establece un diario de acción y comienza a llevar tu cristal diariamente o a colocarlo sobre el órgano en cuestión durante 30 minutos diarios.

Al cabo de una semana, vuelve a repetir el ejercicio. Empieza por el/los cristal/cristales con los que hayas estado trabajando durante la semana. Has sentido lo mismo? como notas ahora su energía? Si colocas nuevamente el cristal sobre la parte de tu cuerpo en la que ha estado trabajando, como lo notas ahora? Anota tus impresiones. Sientes que necesitas seguir trabajando con los mismos cristales? o te llaman más ahora otros de tu colección? con chakra resuenan? con que órganos están relacionados?

Haced este ejercicio hasta que os sintáis cómodos con todos vuestros cristales. Disfrutad de ellos.



2 comentarios: