Translate

lunes, 9 de marzo de 2015

Sanar un mal recuerdo

Todos tenemos momentos a lo largo de nuestra vida que hubieramos preferido evitar. Sin embargo, son estos momentos los que nuestra alma queria vivir y experimentar para avanzar en su crecimiento.
Estos momentos o escenas pueden llegar a ser muy dolorosas, sobretodo cuando no le vemos ningun sentido ni entendemos el porque.
Si me permitis, hoy os propongo un ejercicio con nuestros amigos los cristales para sanar esas experiencias.
Los cristales que podeis usar: cuarzo rosa, aventurina verde, rodonita, malaquita, rodocrosita.
Si ya tienes en mente un episodio de tu vida que te dolio, sientate en un sitio tranquilo, establece fuerte conexion entre el padre y la madre y ahonda en tu interior. Vuelve a ese momento, a revivir esa experiencia. Entonces ahora, acompáñate en esa escena, date el consuelo que hubieras necesitado y coge tu cuarzo rosa o aventurina verde, ponlo en tu corazon y envuelve toda la escena con la vibracion y el color del cristal.



No necesitas entender porque tenias que vivir este momento, pues corresponde a una decision mayor, pero sin duda alguna,  ha sido una experiencia que te ha ayudado a crecer, a tu alma...
Teniendo la vision de ese momento rodeado por el color rosa o verde, agradece haber vivido ese momento, pues gracias a el, tu alma se eleva y crece. Hazlo desde el corazon. Agradece a las personas implicadas que se prestaron para que tu vivieras ese momento, perdona lo que pasara, a ti mismo...y dejalo ir envuelto en la energia sanadora del AMOR.
Si no sabes por donde empezar, permite que los cristales te guien. Coloca un cuarzo rosa o aventurina verde en el corazon. Una malaquita en el plexo solar y una rodocrosita entre el corazon y el plexo solar.
Un rato de meditacion con esta composicion de cristales, te llevara hasta la escena por la que comenzar a trabajar.
Es recomendable seguir llevando el cuarzo rosa o la aventurina verde unos dias despues de hacer el ejercicio, para que aporten la energia sanadora a esa vibracion y termine de sanarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario