Translate

miércoles, 11 de febrero de 2015

Cómo tratar un herpes labial

Como hemos comentado, entendemos la enfermedad como un mensaje que nos da el cuerpo. En este caso, vamos a tratar el herpes labial.

En primer lugar, debes hacer memoria y remontarte a 7 u 8 días antes de que te haya aparecido y detectar en qué momento te enfadaste y retuviste ese enfado. Ese herpes o calentura es la manifestación de una rabia no expresada...Sabes el dicho de: como me muerda en este momento, me enveneno...pues casi es literal con lo que ocurre.

El tomar conciencia del momento te ayudará a liberarlo más rápidamente.

Para curar la herida, puedes usar fluorita. Una piedra bastante común y fácil de conseguir.



En primer lugar, limpia el cristal con el método que te sea más cómodo de los que ya hemos comentado.

Coge un recipiente, echa agua mineral e introduce el cristal dentro, sólo si está pulido. 

Si el cristal está en bruto, pon el cristal en un recipiente seco y éste mételo en el recipiente que contiene el agua (como si lo pusieras al baño María).

Deja el recipiente al sol al menos 8 horas y luego usa ese agua para lavarte la herida dándote golpecitos en la herida con un bastoncillo o con una gasa. Con dos o tres veces al día es suficiente. Repítelo hasta que esté curada.

La fluorita te ayudará a sanar y cicatrizar la herida rápidamente. Por su alta vibración, ayuda a sacar las energías negativas y las tensiones de todo tipo. Limpia, purifica y restablece para que todo vuelva a estar en equilibrio

No hay comentarios:

Publicar un comentario